Juegos Tradicionales

«Recordar es volverlo a vivir»
El tiempo transcurre en nuestra ciudad, en Latacunga muchas de sus costumbres y tradiciones aún se conservan en cada uno de los barrios y parroquias de la hermosa urbe de corte colonial.
Una gran parte de personas considera a la infancia y juventud como una de las mejores épocas de la vida, muchos recordarán con alegría los juegos tradicionales que practicaba en su niñez y adolescencia, actividades que embargaban de regocijo y permitían socializar con la vecindad, nacían amistades que seguramente se mantendrían por siempre.

Muchos son los juegos tradicionales que aún se pueden practicar, los trompos, la rayuela, las bolas, carrera de ensacados, saltar la cuerda, las escondidas, la gallina ciega, la guaraca, carrera de coches de madera, palo encebado, y muchos más que sin duda vendrán a la mente de varios Latacungueños.
Los Trompos.
Juego en el cual su nombre hace referencia a un pequeño juguete hecho de madera con punta de metal denominado “Trompo”, al cual se lo debe de envolver con una piola de lana, y con un suave y firme lanzamiento hacerlo bailar sobre el piso, el juego preferente mente se lo debe desarrollar en pisos de tierra. Varias son las alternativas de juego, el trompo que al girar más suena al cual se lo llamaba «sarango», el que más tiempo baila, picotazos entre trompos, sacar trompos de un circulo, habilidades y trucos, entre muchas otras alternativas de juego que nacían de la imaginación de los niños, jóvenes y adultos.
Las Bolas o canicas
Seguro que muchos recordarán haber ido y regresado de la escuela llevando muchas canicas y vendrá a la mente el sonido generado por el golpeteo de las mismas.
El juego se desarrolla con las bolas o «canicas» las cuales son unas esferas pequeñas de colores elaboradas en vidrio o porcelana, actividad que se lo podía desarrollar de muchas formas.

El pique consiste en golpear las canicas una a una contra una superficie dura y hacerlas rodar sobre un piso plano preferentemente de tierra, actividad que se lo realiza entre varios participantes, gana quien logre golpear a una de las canicas que fueron lanzadas.
Circulo de canicas, se traza sobre un piso de tierra un circulo, cada jugador aporta con un número igual de canicas que son colocadas en el centro, gana quien más saque canicas fuera del circulo marcado, para sacar las canicas el jugador debe lanzar una bola “tingando”, cada jugador tiene su forma muy particular de tingar es decir la forma en la que hace el lanzamiento de una bola o canica.
Las casas, se realizan 5 agujeros o casas en un piso de tierra, 4 formando un cuadrado y uno en el centro, todos inician lanzando sus canicas desde una distancia no muy alejada del área construida, gana el que más casas conquista.

Los ensacados.

El ingenio de niños no tiene límite y más cuando se trata de crear juegos, el presente juego consiste en que varios niños cada uno se coloca dentro de un saco y compiten dando saltos hasta alcanzar una meta indicada.

Carrera de tablas.
Hace algunas décadas atrás el aprovechar la característica de nuestra ciudad el de disponer de calles empedradas no pasó desapercibido a la niñez de aquella época, por lo que uno de los juegos con más adrenalina era el de las tablas de madera encebadas, consistía en deslizarse sentados en tablas de madera encebadas sobre una calle con pendiente, tablas que cogían gran velocidad debido a que el piso por el cual se deslizaban eran de piedra y no ponían mayor resistencia al pasar de los grandes pilotos. Las tablas eran encebadas con velas de cebo o cascaras de plátano. Uno de los sitios de la ciudad donde más se realizaban este juego era en las calles que conducían al barrio alto de la ciudad El Calvario.

Coches de madera.

Uno de los juegos tradicionales que más aficionados tiene hasta la actualidad es la Carrera de coches de madera, Los pilotos que se suben a estos coches no tienen límite de edad, los coches son construidos en madera y llevan ruedas de rulimanes o construidas en madera, la emoción que lleva este juego contagia a espectadores y lleva multitudes.

Los Juegos tradicionales permanecen en el tiempo y seguirán vigentes en nuestra ciudad, hacemos el llamado a seguir transmitiendo a las presentes y futuras generaciones lo hermoso de nuestras costumbres y tradiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *